Alonso Mata, Derechos Humanos para no dejar a nadie atrás